mujeres con pelotas

La Confederación de Deportes de la Provincia publicó en su blog institucional una entrevista a Julieta Villacorta, que jugó en Villa Siburu y por razones laborales debió dejar, pero de ninguna manera se alejó del fútbol. Comenzó el curso para ser árbitro y se acercó para colaborar con el Deportivo Alberdi, en donde coordina y dirige el equipo de fútbol femenino. A continuación transcribimos el artículo publicado por la Federación de Deportes de la Provincia.

CONFECULTURA: MUJERES CON PELOTAS

En esta edición, analizaremos junto a Julieta Villacorta, jugadora y entrenadora, las ganas y pasión que hay detrás del fútbol femenino. Y la lucha constante, día a día.

‘Mujeres con pelotas’ es un documental dirigido por Gabriel Balanovsky y Ginger Gentile. Poniendo el foco en Las Aliadas, equipo femenino de la Villa 31, que luchará contra adversidades para lograr competir en el ámbito internacional. En el medio, escucharemos la palabra de periodistas reconocidos (Gastón Recondo, Víctor Hugo Morales) y deportistas contando sus dificultades.

Julieta, a sus cortos 25 años, fue (y sigue siendo) jugadora, árbitro y hoy se desempeña como entrenadora en el Club Deportivo Alberdi. “El fútbol para mí es todo” relata. Su acercamiento al deporte es desde muy chica, cuando en los recreos de la escuela primaria veía jugar a los varones. “Siempre les faltaba alguien para completar el equipo y yo les pedía que nos dejen jugar. Un día, como no había pasado antes, accedieron” y así empezó todo.

En el largometraje conocemos a Mónica Santino, entrenadora de Las Aliadas, haciendo del fútbol una herramienta de inclusión social. Puntualiza la lucha diaria en todo aspecto, desde lograr que les presten la cancha (a pesar de que esté anotada a su horario) hasta poder reunir a todo el equipo para los entrenamientos.

La profesionalización del Campeonato de Primera División del fútbol femenino es reciente y todavía falta mucho. Pero son avances. Allá en el 2013, año donde ve luz el documental, parecía imposible, o muy lejano. “Las jugadoras de clubes tienen que trabajar”, “Tenés que tomar la decisión de jugar por amor o salir a trabajar” repiten entre jugadoras en aquel entonces.

Para Julieta es importante “generar espacios”. Y agrega: “Están creciendo y surgiendo cada vez más escuelitas femeninas. La idea del fútbol femenino en los clubes está teniendo más lugar, está trascendiendo y está bueno que pase eso”.

Y ahí está el porqué a una de las problemáticas. Rosana Gómez, ex jugadora y entrenadora, marca la diferencia de tiempo en la que arranca a jugar un hombre y una mujer. “Ellos desde que nacen reciben pelotas para jugar, las mujeres recién a los 14 empiezan, y por lo general a escondidas de los padres”.

“A los 20 años ya había pasado por varios clubes, pero por tiempos laborales no pude jugar más. Algo tenía que hacer, así que empecé a estudiar para ser árbitro de fútbol” cuenta Julieta. Y para seguir trazando paralelismos de tiempos, lo podemos linkear con un hecho muy reciente. Mientras que hace casi 10 años era difícil hasta poder estudiar para árbitro, hace unas semanas la terna arbitral de un partido de Copa Libertadores estuvo íntegramente formada por mujeres.

Las Aliadas, después de superar problemas internos y externos, de reponerse a las mil trabas que les pusieron, lograron su cometido: representaron al país en la Homeless World Cup, en Brasil. Por el lado de Julieta, seguirá luchando para cumplir su sueño de “dirigir en primera, o como jugadora poder irme a otro lugar y jugar en un nivel profesional”.

Desde la Confederación de Deportes agradecemos a Julieta Villacorta por su participación y le deseamos éxitos en su carrera. El documental “Mujeres con pelotas” se encuentra disponible en Cine Ar.

Link a la publicación original aquí.