img101

El 9 de agosto es un día especial para el fútbol de Córdoba. En esta fecha, hace 6 años, dejaba de existir Basilio Guerrero, referente ineludible de la historia de nuestra Liga.

Guerrero nació el 14 de junio de 1936 en Punta del Monte, departamento Río Seco. Años después, su familia se instaló en barrio San Fernando, cerca del Club Atlético Las Flores, la institución que abrazó con pasión y en la que ocupó casi todos los cargos directivos desde 1961.

Como dirigente de la Liga Cordobesa, participó activamente en la discusión y elaboración de documentos de notable trascendencia deportiva. Y en su legajo también se le reconoce haber sido uno de los fundadores del Club Libertad, en barrio Comercial.

En 1999, la Municipalidad de Córdoba lo reconoció como “Ciudadano Ilustre”. Y también fue homenajeado por la Legislatura provincial en diciembre de 2006.

Pocas semanas antes de su fallecimiento, en la última entrevista que concedió, le dejó un deseo a La Voz del Interior: “Que se recupere lo lúdico del fútbol, que vuelva a ser un juego y que los jugadores lo disfruten. Ya no quedan casi jugadores que se rían dentro de una cancha mientras disputan un partido. Eso significa que no gozan con la pelota. Eso me da pena”.